• Pº Independencia 24, Planta 5 Of. 7 50004 Zaragoza
  • Teléfonos(+34)654 34 59 99 (+34)976 53 79 47
  • Contacto direccion@exitos1000.es exitos1000@gmail.com

Category: General

Talento y eficiencia ¿es lo mismo?

Las 4 patas de la mesa del talento

Talento es una de esas palabras aditivo que muchas personas creen tener; las empresas presumen del que, supuestamente,  existe entre sus muros; los departamentos de Recursos Humanos se consideran especialistas en atraerlo, motivarlo, desarrollarlo y retenerlo… ¿Qué de verdad hay detrás de todo esto?

Una primera búsqueda en la RAE nos dirá que talento tiene que ver con inteligencia, entendida como capacidad para entender, y aptitud, entendida como capacidad para hacer. Hay otra definición de Talento que a mí me gusta, y es la realizada por Juan Carlos Cubeiro:
Talento = Capacidad x Compromiso.
La Capacidad como aptitud + actitud (el comportamiento) y el compromiso como energía.

Pero, ¿es esto suficiente para definir qué es talento en realidad?
Personalmente creo que no. Al menos no suficiente para definir talento en el ámbito de las organizaciones. Se puede ser inteligente, apto y sin embargo no ser talentoso. Es necesario algo más. Para mí la definición de talento debe ir estrechamente asociada a la generación de valor.
Por eso, si entendemos el talento como cualidad convertible en valor para la organización, podemos identificar al menos estas 4 patas de la mesa:

  1. Habilidad: Saber hacer. El talento debe aludir al menos a una habilidad tangible; idealmente más. Una habilidad que ya se posee, no que se podría llegar a poseer. Eso no es talento, es potencial. Ser talento implica hacer algo, ya, aquí y ahora, mejor que la media. Puede ser relacionar variables, analizar riesgos, identificar oportunidades, sintetizar información, establecer relaciones comerciales… Lo que sea, pero debe ser algo claramente identificable. Cuando se afirma que una persona tiene talento, habría que ser capaz de especificar para qué y de demostrarlo con ejemplos.
  2. Capacidad: Poder hacer. No es suficiente con poseer una habilidad. Hay que ser capaz de convertirla en valor. ¿A cuánta gente inteligente y con aptitud conoces que no rinde a la altura de las expectativas ante un cliente? ¿O que falla estrepitosamente en inteligencia emocional? Se puede ser muy listo para el polinomio y muy tonto para los recados. No es suficiente ser hábil haciendo algo mejor que el resto. Hay que saber sacarle partido a esa habilidad en los contextos adecuados.
  3. Actitud: Querer hacer. Entendida como resultado de voluntad y motivación. Se puede poseer una habilidad y la capacidad para convertirla en valor y, sin embargo, no hacerlo. Además de saber sacar partido a las habilidades, hay que demostrarlo. Si el talento no se expresa, entonces no es talento. Por eso la actitud es el factor más crítico. En situaciones en las que las habilidades y capacidades son muy parecidas, lo que marca la diferencia en cuanto a talento es siempre la actitud.
  4. Circunstancias: Que te dejen hacer. Aquí es donde suelen fallar la mayoría de las organizaciones. El talento, para expresarse, necesita que se cumplan unas condiciones externas determinadas. Cuando muchas empresas alardean de talento, creen que hablan del presente pero en realidad hablan del pasado. Ese talento al que se refieren seguramente lo fue algún día, pero en su mayor parte ya no lo es. Aunque las habilidades y capacidades perduren, la actitud y la motivación ya no son las propias del talento. El talento necesita un tipo de espacios para desarrollarse que no tienen cabida en el paradigma del control. En ese sentido, las grandes corporaciones son, en general, grandes cementerios de talento.

Una consecuencia de lo anterior es que talento es un concepto íntimamente ligado a trabajo del conocimiento. En los entornos tipo cadena de montaje el talento es irrelevante.
Hacer algo bien, a tiempo y con calidad, no es talento, es eficiencia. El talento sólo tiene sentido cuando hay un margen de incertidumbre; cuando la tarea no está predefinida. En una cadena de montaje hay poco espacio para la aportación diferencial de valor, de hecho, lo ideal es la uniformidad ya que las desviaciones juegan en contra del sistema.

Es importante no confundir buen trabajador con talento …error clásico en muchas empresas… Un buen trabajador es el que desempeña su tarea, de acuerdo a unas instrucciones y unos estándares de calidad, en un plazo determinado. Talento es quien aporta valor al resultado de lo que hace aplicando una especial combinación de habilidades, capacidades y actitudes que sólo es posible en determinadas condiciones.

Las empresas en general, y la función de Recursos Humanos en particular, deberían empezar a entender la diferencia y me consta que lo están haciendo cada vez más.

Comparte esto:

Os mostramos en 3 fases la técnica para la toma de decisiones acertadas

Tener un pensamiento crítico te ayudará a resolver mejor los problemas, lo que beneficiará a tu empresa.

Como emprendedor, tomas decisiones todo el día que afectan el éxito de tus productos, la lealtad de tus empleados y la salud en general del negocio. Para tomar las mejores decisiones posibles, necesitas pensar crítica y rápidamente, identificando y resolviendo con agilidad cualquier fallo en los procesos que pueda dañar tu empresa.

Cuando piensas en un problema, tu proceso de pensamiento naturalmente está dibujado con ciertas preferencias, como tu punto de vista y suposiciones respecto de la situación. Este tipo de preferencias afectan tu razonamiento; si dejas que éstas dominen tu pensamiento y lógica, podrías tomar decisiones incorrectas llenas de hoyos.

El pensamiento crítico es una forma de intervenir tu proceso de pensamiento. Intenta aplicar estas estrategias que te ayudarán a tomar mejores decisiones y resolver problemas más efectivamente:

  1. Identifica tu propósito: Cada vez que te enfrentas a una decisión existe un propósito relacionado con cada opción, o una meta que esta decisión te ayudará a alcanzar. Por ejemplo, si te estás expandiendo a un nuevo mercado, tu propósito podría ser el que ofrece mayores oportunidades de crecimiento. Una vez que identificaste tu propósito, éste debe formar parte de cada paso de tu toma de decisión. Primero asegúrate cuál es, articúlalo con tu equipo y conviértelo en el punto de partida.
  2. Examina tus preferencias: Cuando te enfrentas a un problema, es común verlo desde tu propia perspectiva y dejar al margen a tus clientes, consumidores y colegas. Considerar la situación desde un solo punto de vista puede llevarte al fracaso o a gastos innecesarios. La meta del pensamiento crítico es poner esas preferencias a la luz para impedir que obstruyan tus decisiones.
    Para hacerlo, debes articular tu propio punto de vista. Pregúntate a ti mismo qué piensas de esa situación en particular y qué es importante para ti. Después, busca cualquier suposición que hagas sobre las creencias y comportamientos de los demás.
    Cuando articulamos nuestros pensamientos, mayores oportunidades tenemos de detectar pensamientos distorsionados.
  3. Considera las implicaciones de cada opción: Cada opción tiene consecuencias y puedes mejorar tu proceso de decisión anticipando cuáles serán. Para hacerlo, atiende al problema desde varios puntos de vista. Imagínate como cada implicado y considera cómo se sentirían y responderían a cada opción.
    Si tomas una decisión que afecta a los clientes o las ventas, observa detenidamente cuáles son las implicaciones en las que no pensaste desde un principio y por qué. Saber qué te falló y por qué te ayudará a evitarlo en el futuro.

Comparte esto:

¿Qué es COACHING basado en EL MODELO G.R.O.W.?

El Modelo GROW es un método estructurado, basado en la resolución de problemas, establecimiento de metas y orientado a resultados.

El Modelo GROW es un método estructurado, basado en la resolución de problemas, establecimiento de metas y orientado a resultados, es uno de los más utilizados en el mundo de la empresa y el coaching ejecutivo. John Whitmore es el coach de referencia que utiliza este método que, según sus siglas en inglés, podemos definir como:

Goal (Objetivo o meta)

Comenzamos por definir una meta específica que debe cumplir los siguientes principios:

  • Ser medible y alcanzable
  • Ser realizable
  • Dejar un experiencia de éxito

Para ello podemos plantear las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres?
  • ¿Cuál es tu objetivo?

Reality (Realidad)

Después de definir la meta, lo siguiente es definir tu estado actual. Para ello, podemos utilizar las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde estoy?
  • ¿Qué pasa si no cambio?
  • ¿Cuál es la causa?
  • ¿Cuáles serían las consecuencias si no cambio esto?

Obstacles/Options (Opciones)

Buscar las opciones que existen para salir de la situación actual y alcanzar la meta o el objetivo.
Usaremos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué puedo hacer ahora?
  • ¿Cuáles son mis alternativas?

Analizamos la situación:

  • ¿Cuáles serian los beneficios?
  • ¿Cuáles son los costes que estoy dispuesto asumir?
  • ¿Y si….?

Will (Voluntad/Compromiso)

Definir y seguir el plan de acción orientado al objetivo, estimulando la auto motivación, y establecer el compromiso a la consecución de la meta propuesta.
Nos ayudarán las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué voy a hacer?
  • ¿Como lo hago?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Con quién lo hago?
  • ¿Cuáles son los obstáculos que tengo que vencer?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de éxito?

En el Modelo GROW utilizamos preguntas. Es un método directivo y sencillo, fácil de plantear, de usar y de entender, es válido para cualquier tipo de consecución de objetivo y logra resultados tangibles con éxito.

Comparte esto:

Tips rápidos para exprimir el potencial a los 45 años

Claves de cómo exprimir tu potencial y sacar partido a tus conocimientos.

En este post daremos unas claves en lo relativo cómo exprimir tu potencial y sacar partido a tus conocimientos/ know how y experiencia en anteriores empleos y o otros proyectos empresariales:

Contemplemos estas dos opciones muy habituales en algún momento del proyecto emprendedor, y que pueden ser obstáculo para avanzar.

¿Por qué me pasa lo que me pasa? Si tu proyecto no termina de arrancar..

¿Por qué no ha sucedido aún lo que yo esperaba que hubiera sucedido?

¿Cómo puedo sentirme bien y realizado,  desarrollando un proyecto que está en linea con mis valores y mi vision .. sabiendo que tengo el potencial necesario?

Si tu caso es el de un emprendedor/a y tienes más de 45 años…  quizá te familiarices con esta idea:

“Mis conocimientos, errores, aciertos y experiencia me acercan mucho a saber exactamente qué tengo que hacer sí quiero tener éxito con mi proyecto. Sé lo que me hace falta para terminar de arrancar aquello que no funciona…  pero por una razón que desconozco… termino por procrastinar o por no poner en marcha las tareas más necesarias para avanzar, anteponiendo otras cuestiones irrelevantes que acaban por minar mi moral al final de la semana ”

La realidad es que exiten much@s  emprendedores con ese mismo sentimiento…  sabes qué es lo que tienes que hacer y aún así no lo haces.

Este primer post analizaremos las causas de porque ocurre esto… qué es mucho más común de lo que nos imaginamos y es causa de muchos de los fracasos de proyectos emprendedores que partían de una gran idea y estudio de mercado.

Una vez tomada conciencia de esto veamos una posible propuesta de solución: 

Las 5 áreas a dominar por el emprendedor mayor de 45 años son:

  1. Domina tus emociones. Cuando tú cambias tus emociones,  eso altera tus acciones y si cambias tus acciones se ve reflejado directamente en tus resultados. Si tú llegas a identificar y a dominar tus emociones negativas o poco productivas para ese momento y consigues crear la emoción positiva que requires .. esto ayudará a tener un mayor dominio y control de tu emocionalidad.
  2. Domina tu estado físico. Una buena condición física es igual a un mayor grado de entusiasmo,  resiliencia,  de atención…  cuando cuidas tu estado físico estás mejorando cualquier área de tu vida no solamente la de tu cuerpo.. Ten esto presente e integra tus momentos de ejercicio físico en tu agenda como si de otra tarea de tu calendario laboral se refiera.
  3. Aprende a dominar tus Relaciones personales; Estar con personas que te influyen positivamente amplifica como un megafono las recompensas que recibes y te genera un estado de contribución.  Así, elige muy bien las personas con las que te rodeas. No dejes que los “vampiros de energía” revoloteen a tu alrededor restandote aquello que tanto necesitas.
  4. Aprende a dominar tus finanzas, recuerda que el destino financiero y económico no ha de ser igual a tu destino de vida. A estas Alturas de la vida ya conoces bien esta idea.. nuestro universo de compromisos y relaciones es amplio y esto habitualmente va acompañado de tener una necesidad de ingresos y gastos para afrontarlo. Hemos de recuperar el equilibrio cuanto antes en este area y una vez establecido apuntar por un destino financiero de abundancia y alcanzable.  Las consecuencias de no estar pasando por buen momento en lo relativo al dinero,  o de desequilibrio económico te generará estrés y normalmente acompañado de una toma de decisiones caótica y agónica..  si por contra tus finanzas están bien te ayudarán tener una paz mental para que te ayude a pensar con más claridad.
  5. Aprender a dominar el Tiempo.  Haz el mejor uso posible de tu tiempo…  aprende a gestionar tu tiempo conseguir alcanzar tus metas…  define con claridad tareas de mayor a menor importancia urgencia y calcula una estimación en tiempo real.
Comparte esto:

Compromiso con los Emprendedores de más de 45 años que quieren liderar un proyecto no sólo profesional sino también de vida.

Todo proyecto ha de comenzar con una intención clara y consideramos importante desde aquí, se conozca la nuestra con este blog.

Enseñar las mejores estrategias de Liderazgo para Emprender con éxito a personas mayores de 45 años como una forma de maximizar los recursos a su disposición, .. obteniendo mayores beneficios con una menor inversion y aprovechando cada acción para ahorrar costes.

La transformación online y el proceso de digitalización en las pequeñas y medianas empresas es algo prioritario para los responsables de estos negocios.

A nadie escapa que es una gran tendencia .. y que algun@s de estos profesionales se han lanzado ha realizar sus primeros intentos con sus propios medios, mientras que otros han optado por buscar una empresa o profesional externo debido a la falta de conocimientos en la materia,.. o bien como estrategia del responsible de priorizar la manera de emplear su tiempo, que hará más viable que su proyecto empresarial se mantenga a flote en estos tiempos convulsos.

Desde luego el marketing digital hoy es clave para captar consumidores en la red, consolidar relaciones ya existentes y generar mejor reputación on line para que otros potenciales clientes valoren y hagan seguimiento de nuestra actividad.

Y entonces ..
¿Qué ocurre con nuestro Liderazgo en este contexto?

¿Cómo mantener la esencia y singularidad de mi marca personal como emprendedor si ya no tengo contacto directo con mi circulo de influencia?

Otro aspecto clave que debería tener gran relevancia y que puede pasar por alto por el hecho de perder contacto directo con nuestros clientes, proveedores, nuevos grupos de trabajo y colaboración, circulos de influencia para hacer funcionar nuestros negocios y es la Mentalidad de liderazgo, abierta y diferenciadora del resto que todo proyecto emprendedor ha de impregnar en su entorno y a través de los canales de comunicación con el cliente on y off line, potencial audiencia…, situando en el centro de la estrategia dos cuestiones fundamentales para destacar de la competencia ahora más global que nunca..

¿En que somos únicos? ¿En que somos los primeros?

Mi propuesta es que, si no lo has hecho antes, integres hoy mismo el trabajo y reflexión de estas dos preguntas y de manera transversal a lo que estés realizando en estos momentos.

Como apuntes para poner en marcha esta herramienta:

  • Si te cuesta sacar conclusiones sobre ello, pregunta a otr@s en qué te consideran brillante, y que cualidades/habilidades ven en tí que no ven en ninguna otra persona alrededor.. chequea que es aquello que otros te animan a hacer e intenta recordar algunos cumplidos recibidos.
  • ¿Cuestiónate qué es aquello que realmente te encanta hacer? .. Quizá no valoremos el valor que tiene para los demás porque no nos require de esfuerzo realizar algunas tareas.. y esas mismas tareas son un obstaculo para muchas personas.
  • Realiza una descripción lo más detallada posible de en que tu proyecto emprendedor y tu como persona sois capaces de poner como primicia para el Mercado vuestra propuesta de valor. Analiza muy bien tus características como emprendedor, tu experiencia personal, aquello que te ha costado mucho y que ha marcado un antes y un después en tu vida. Ya tienes un recorrido “over 40” aprovecha tus vivencias y aprendizajes y ponlos al servicio de los demás… hay muchísimas personas con problemas y necesidades que necesitan que alguién les ofrezca una solución temporal.

Comparte esto: